Las 7 señales de que eres un Emprendedor

¿Cómo sabes si tienes lo que se necesita para iniciar un negocio? No hay forma de saberlo con seguridad. Sin embargo, existen ciertos comportamientos y actitudes en las personas que demuestran una cierta tendencia a querer emprender, ¿Quieres saber si tú eres uno de ellos?, entonces comencemos.

¿Tienes el tipo de personalidad adecuado para dirigir con éxito tu propio negocio? Necesitas sentir esa llama empresarial dentro de ti para hacer que tenga éxito. No todo el mundo lo tiene, pero puedes construir tu disciplina para ello. Si posees las características de un emprendedor, entonces ya tendrás el camino algo recorrido, solo necesitas pulir mas aún tus áreas débiles y volverte un emprendedor completo.

A continuación, te presentaré 7 señales que, si las has percibido, indicarán que tienes una mentalidad emprendedora lista para comenzar tu camino, no tienes porque encajar en las 7 categorías para ser un buen candidato, obviamente sería lo ideal, mientras mas tengas en común con estas características, mas cerca estarás de salir y crear algo por tu cuenta.

No puedes trabajar para otros

No quiero que mal interpreten esto de una forma negativa, no hay nada de malo con trabajar para otros, el problema esta en cuando lo haces durante toda tu vida, los emprendedores, por lo general, se cuestionan esto, y mucho. No le encuentran sentido a trabajar el sueño de otros, sienten que ese tiempo podrían estar destinándolos a ellos mismos, a sus proyectos y sueños, pero hay cuentas que pagar y responsabilidades que te hacen permanecer ahí. Las personas emprendedoras ven el intercambio de tiempo por dinero como algo necesario si no se tienen los fondos suficientes para comenzar una idea o proyecto, pero solo en el corto plazo, a largo plazo ellos se ven moviendo las primeras piezas de sus proyectos y trabajar para construir sus propios sueños.

Eres un pésimo empleado

Esto tiene algo que ver con el anterior, no hay necesidad de explicarlo mucho. Las personas que inician sus propios negocios tienden a haber sido despedidas de mas de un trabajo o hay decidido abandonarlo. No estoy diciendo que te despidieron por tu falta de trabajo o que has cambiado a otro porque pagaban más. Te pidieron que te fueras o tu renunciaste antes de que pudieran despedirte. Esto no es nada mas que el mercado diciéndote que el único trabajo que puedes administrar y estar motivado haciendo es el de tuyo propio. Saltas de un trabajo a otro porque simplemente no te llenan, pero sabes que es tu proyecto personal el único que puede cumplir con tus expectativas.

Te aterra la frase “estabilidad laboral”

Ves más allá de la definición de “estabilidad laboral”. Es curioso pensar en la estabilidad como algo necesario para vivir una vida plena con unos ingresos constantes, pero, ¿Cuántas personas que conoces son capaces de quedarse con una compañía por tanto tiempo?, hablamos de 25 a 30 años, probablemente, las personas mayores y mas conservadoras lo ven como una opción, pero, ¿Qué tiene de grandioso y excitante ver las mismas caras, dependencias y jefes por tanto tiempo? En una economía tan cambiante como la actual, la estabilidad laboral resulta bastante mas riesgosa que emprender un camino por su propia cuenta, si tras 20 años trabajados te despiden ¿Qué harás?, estarás muy sobre calificado para empleos, muy viejo o poco actualizado a las nuevas necesidades del mercado. Es por esto que el emprendedor es tan mal trabajador, cambia constantemente, le aterra todo lo que tenga la palabra estabilidad o seguridad al costado, es una persona que no permanece por mucho tiempo en un lugar, y esta capacidad de salir de la zona de confort constantemente es lo que les permite poder adaptarse a los nuevos cambios tan rápidamente.

Siempre buscas ser el mejor

Has llegado tan lejos como puedes en cada área a la que le prestas tu atención. A veces, la motivación para iniciar una nueva empresa viene de haber llegado lo mas alto que has podido en donde te encuentras, ya sea haber alcanzado un cargo máximo en una empresa, haber construido una disciplina emprendedora muy alta o haber logrado un logro importante en tu vida, tras haber vivido todo esto te preguntas ¿Qué sigue ahora?, sin dudas el éxito temprano puede ser maravilloso, pero jubilarte joven a veces puede volverte loco. Los emprendedores siempre ven su camino como una escalera más que una línea recta, tras haber alcanzado un éxito importante en sus vidas van por el siguiente escalón.

Has testeado el mercado

Ni siquiera me hables de tu gran idea de negocio si no le has dedicado si quiera un tiempo a averiguar si existe un mercado para tu producto o servicio. En internet abundan los gurús del emprendimiento lleno de fracasos que es importante tener una idea innovadora, si esta idea no la va a comprar ni tu mama no te molestes en crearla. Que algo este “cool” no significa que sea rentable, ni si quiera te molestes en construirlo si no has descubierto una buena posibilidad de que los clientes vengan.

Tu familia te apoya

Si iniciar un nuevo negocio es muchas veces frustrante y estresante, tratar de hacerlo sin el apoyo de tu cónyuge u otros familiares o amigos significativos probablemente sea insoportable. Quienes poseen una mentalidad emprendedora han educado a su circulo de cuales son sus motivaciones y sueños, de forma que ellos no intervengan en la creación de estos, su circulo es consiente de lo que haces y que te apasiona y tienen un apoyo incondicional a él, no me mal entiendas, si tienes familiares o amistades toxicas, le estas diciendo tus sueños a las personas equivocadas, acá me refiero a esas personas que saben que te tienen un respeto y te quieren, a los tóxicos no deberías ni hablarles, mantenlos alejados de tus cosas, que donde ellos ponen su presencia, las malas experiencias abundan.

Sabes que no puedes hacerlo solo

Estas en constante búsqueda de socios y personas con las cuales formar alianzas, comprendes que esto se traduce en velocidad, mayor flujo de ideas y mas capital. Puede que seas un experto en la promoción de tu negocio o tal vez te gustaría dirigir el futuro financiero de la empresa, sea cual sea tu fuerte, debe de haber otras personas que realicen las otras labores para que el negocio fluya. Olvídate de hacerlo solo, en algún punto necesitaras ayuda, la disposición a tener esa ayuda ya sea mediante empleados, socios o consultores para esas áreas que no dominas es un indicador de probable éxito futuro «Ningún empresario exitoso ha tenido éxito solo», escribe el consultor de desarrollo Ernesto Sirolli en «Ripples From the Zambezi». «La persona que es más capaz de solicitar el apoyo de los demás es la más propensa a tener éxito».

Ahora que ya hemos visto las 7 señales de ese emprendedor que yace dentro de ti es tu turno de analizarte, coméntanos acá abajo cual de estas has logrado reconocer en tu vida, déjanos tu opinión en la caja de comentarios.